miércoles, 28 de octubre de 2009

Pétalo 155 :) Wendy & Peter

Estuve hoy en el Manager Forum 2009 de Madrid, aunque no os voy a hablar de ello ya que otros bloggers lo harán mejor y con mucho más criterio, consultad antes de leerme la mayoría de los blogs de recursos humanos que sigo en twitter y disfrutaréis de los mejores momentos.

Lo he traído a colación porque en la pausa del café al coincidir con un amig@ Consult@r de Recursos Humanos me vino a la memoria una película que nunca me gustó especialmente quizá debido a que soy una persona un tanto rara, no llevo mal el tomar decisiones y mucho menos vivir en asumiendo mi responsabilidad, es más me encanta hacerlo, quizá porque no se valora analíticamente exclusivamente, algo que me gusta, sino que tras unas variables integradas se decide por medio del hemisferio derecho,  que es el único que me funciona aceptablemente según dícen mis baremos de creatividad. 
Pues la conversación me hizo recordar a Peter Pan, si ese niño o no tan niño, ese gran amigo que tod@s tenemos de nuestra infancia que no desea crecer porque eso significa tener que asumir el tomar decisiones y para ello se deja llevar hasta el borde de la montaña y cae por el precipicio para evitarlo si es necesario, de este modo se abandona a la suerte, y mientras cae y cae sigue quejándose porque los demás no le ayudaron a decidir, o frenaron su caida libre, culpándo evidentemente como es natural en ellos siempre a otr@s. Como decía mi padre, son personas que echan la culpa al empedraó de la carretera cuando los keniatas corren descalzos. 

¿Cuántas veces escuchamos quéjas de los directivos que no asumen que les retribuyen por tomar decisiones?

Decidir desde mi punto de vista es sencillo, es optar previo análisis de las variables a nuestra disposición simplemente por una de las opciones. Pero claro si deseamos tomar siempre las decisiones idóneas, y tenemos miedo al fracaso, al rechazo y al qué dirán de mí, todo se torna angustioso. 

Decisión tomada con todo lo que ello conlleva, que es Acertar o Aprender, tan simple como eso, o no es tan simple? No lo se decídme vosotros qué opináis. 

La próxima vez que vuestros hijos disfruten de la película, reflexionad si sóis de los que subís a la cima de la montaña caminando paso a paso la llegar a ella y visualizar el valle y el horizonte, o bien huyendo para no afrontar la decisión que nos provoca la ansiedad. 

Como me precio de tener buen@s amig@s resulta que otr@ amig@ casualmente en el siguiente café me encontré con otra persona que se comporta habitualmente con el rol de Wendy, y claro complacer a tod@s redunda en un desgaste de energía considerable. Porque terminar complaciendo a todos culmina en que nunca se tiene espacio, energía y tiempo para dedicarse a uno mismo.  

Así que debo encontrar una fórmula para hacer comprender no sólo a mis coachees sino también a mis amigos que complacer a tod@s es dificil o casi imposible, se me ocurre que es mejor hacerles ver y sentir que ser tu mismo provocará que tendrás de tu lado a aquellos que se alínean con tus valores, y que valoran a las personas que son y actúan conforme a lo que dícen y piensan. En otras palabras las personas coherentes y en eje son bien recibidas en todos los ámbitos.

Es más sencillo tener de tu lado a los que piensan como tu, y valoran la sinceridad y una vez conseguido esto quizá ya puedas influenciar en los demás y de eso mejor hablo otro día que ya divago y no es momento de hablar de liderazgo. 

Lo curioso es que detrás de cada Peter Pan siempre existe una Wendy y viceversa ya que son roles complementarios sin uno no existe el otro, se retroalimentan y claro cuando cambia el comportamiento de uno el del otro varia en consecuencia. Cuantos roles "Peter" vemos comportarse todos los días como auténticos adolescentes habiendo pasado ya la mitad de la vida, y si eso sucede es porque siempre existe cerca un rol "Wendy" que les permite seguir comportandose y alimentando en niño inmaduro que late en ellos. 

El cómo hacer que un Peter Pan o Wendy se den cuenta de su comportamiento es harto dificil no imposible y en ello estamos muchos de los profesionales del coaching, nos sirve de gran ayuda la filosofía oriental, en especial que se miren al espejo, no a estos que he linkeado sino al interior, a ese espejo que vemos cuando cerramos los ojos y nos escuchamos a nosotros mismos. 

Y si todo es tan sencillo, ¿Porqué lo complicamos? pues no lo se y vosotros lo sabéis?

Seguiré otro día hablando de roles.

Un abrazo. Mari Cruz 

4 Comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Mari Cruz,
Me encanta tu blog, me está haciendo quitarme esa venda que nos ponemos en los ojos y enfrentarme a la vida para ser mas feliz.
Un saludo,
Ana

Diego Martos Emprendedor on 29/10/09 10:36 dijo...

Felicidades por la metáfora es preciosa.

Bien pues si quieres saber de primera mano mi rol, te diré que ando a camino entre Peter y Wendy (a veces un poco más y a veces menos). Supongo que a eso se le llama liderazgo porque te ajustas a las necesidades del otro sabiendo respetar las tuyas.

En mi opinión lo complicamos por querer buscar nuevos modelos de pensamiento, de decisión y de vida. Somos animales juguetones que nos gusta confiar en lo superior, en lo inexistente para ver si de ahí podemos sacar algo...

Tambien es verdad que el mundo empresarial está contaminado de formas, maneras, códigos que no casan con nuestro espiritu como humanos. Todos necesitamos sentirnos alineados con lo que hacemos y pensamos para dar lo mejor de nosotros mismos.

Un beso grande y felicidades por tus grandes aportaciones!

Mari Cruz on 29/10/09 15:45 dijo...

Gracias Ana creo que la vida hay que tomarla como viene, dejarse fluir y afrontarla no confrontarla. Me agrada que mis pétalos hagan ese camino un poco más llevadero a algunos de vosotros.

Un abrazote :) y espero sigan visitando el blog y dejando tus impresiones.

Mari Cruz on 29/10/09 15:47 dijo...

Gracias Diego, sentí no estar en la jornada del 24 de octubre, estuve en el Congreso de RRHH de Tarragona. Muy interesante que te muevas entre el equilibrio y luego te acerques en determinados momentos a Peter o a Wendy, los extremos no son buenos.

Como bien dices entre todos intentaremos alumbrar un poco al mundo empresarial con nuestro estilo.

un abrazo :)

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi blog. Agradeceré repartas los Pétalos entre tus amig@s. Y me gustaría recibir vuestras opiniones, sugerencias y comentarios para generar otros muchos puntos de vista del interés de tod@s.

Temporalmente no me es posible responder vuestros comentarios, mis disculpas.

¡Que difrutes de un buen día!
Un abrazo :) Mari Cruz

 

Cruz Coaching Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template