martes, 9 de octubre de 2012

Pétalo 261 :D Las etapas vitales de los eternos adolescentes

Nos damos cuenta que llega la primera adolescencia cuando percibimos expectantes los primeros cambios hormonales, en cambio cuando llega la segunda nos asaltan de sopetón y en múltiples ocasiones no se viven de buen grado, ya que no asumimos que el tiempo se nos haya pasado volando.

Impresiones como esta suelen escucharse a personas que se encuentran en el encrucijada de la mitad de la vida "Hasta los 40 años es como si se viajara dentro de un carruaje muy cómodo, no sentía grandes preocupaciones. En cambio ahora siento como si le hubiera arrebatado las riendas al cochero, llevando a unos caballos desbocados que son mis hijos, y a otros un tanto indomables que son mis padres. Del mismo modo no te gustaría ir en un carruaje, si no con un caballo solo, además es momento de decidir qué camino has de tomar y cuál abandonar. Si ciertamente me siento como un adolescente".

El problema suele venir cuando se llega a esta edad sin habernos adecuado a cada nuevo cambio evolutivo y por supuesto sin haber asimilado y superado con éxito la primera adolescencia, en ciertos aspectos sin haber atado los cabos sueltos, es lo que suele llevar a vivir esta parada en la mitad del trayecto vital como traumática o como comunmente se la denomina la crisis de la mediana edad o de los cuarenta.

La llegada a la mitad del camino vital es complicada para aquellos que no han vivido las etapas previas en su plenitud, lo que ocasiona que se tome en muchas ocasiones el camino opuesto al que hemos transitado en el periodo previo, quizá se corta el cordón demasiado deprisa, y ya dícen los expertos, cuando un recién nacido llega al mundo hay que tomarse su tiempo para proceder a cortar el cordón, la precipitación no es buena en ningún caso, aunque tampoco nos dejemos llevar por la parálisis del análisis.

En muchos casos aquellas mujeres que se han dedicado en exclusiva a su familia y al cuidado de los hijos en la primera etapa de su vida, en esta etapa suelen retomar su trayectoria profesional aparcada hace años. En otro extremo están las que se habían dedicado en exclusiva a su éxito profesional considerando que habían dejado de lado su vida personal y se proponen como objetivo inmediato disfrutar de la experiencia de ser madre y formar una familia. Y en el término medio se encuentran aquellas que han solapado ambas facetas y ahora lo que quieren es no dejarse llevar por lo que se espera de ellas en cualquiera de esas áreas sino por hacer lo que verdaderamente les apetece, en cierto modo volver a su adolescencia o quizá es que nunca salieron de ella.

Cuando no nos sentimos a gusto con la etapa vital que estamos viviendo, en muchos casos aflora con problemas laborales, desmoronamiento de las relaciones de pareja, o crisis espirituales todo aquello que de otro modo no saldría a la luz y que nos hacen sentir incomprendidos, poco apreciados y valorados, propiciando unicamente que generemos ruido a nuestro alrededor.

En esta etapa suelen aparecer los espejismos que aparecen representados como nuevos y trepidantes amigos, se pueden incluso retomar los fallidos amores juveniles, e incluso retomar la relación de amistad con la pandilla adolescente, quizá cambiar de actividad profesional rompiendo con nuestra etapa anterior,  retomar estudios abandonados o comenzar otros que seduzcan en esta etapa. Todo aquello que nos permita mantenernos ocupados para no asumir el paso de tiempo en nosotros y el vértigo de lo que nos queda por vivir, cuando quizá lo que precisamos es dejar de lado alguna parte de la vida pasada para que pueda caber nuestra nueva etapa y tengan cabida nuevas experiencias y personas.

Todo esto no quiere decir que no tengamos que retomar estudios, hobbies, amistades o cambiar de actividad profesional en cualquier momento de nuestra vida, aunque si siendo plenamente conscientes de haber disfrutado de lo elegido en la primera etapa de tu vida, en cierto modo vaciarnos de todo lo que nos ocasione resentimiento y de nuevo ser plenamente consciente de lo que vas a elegir.

Muchas parejas en lugar de proseguir la segunda etapa de vida caminando acompasadamente, la viven como una crisis en lugar de una oportunidad para seguir creciendo juntos, se suelen dar separaciones o situaciones complicadas en relaciones cuando una de las partes no ha asimilado la adolescencia y que comienza una nueva y trepidante etapa por vivir, entonces es muy probable que comience una vida separada en la que uno sigue un camino reposado a la maduración, y el otro corre hacia lo que no ha podido vivir o que anhela vivir.


Nada es malo o bueno en esencia sino que es válido mientras nos haga felices y no perjudique a sabiendas a los demás de nuestro entorno, por lo tanto desear vivir nuevamente una adolescencia alocada o disfrutar de una etapa más reposada no es lo importante, lo interesante es que compartamos con nuestra pareja qué es lo que deseamos vivir en estos momentos de cambio y que podamos continuar el camino compartiendo intereses y objetivos, y si llegado esa conversación no es posible lo mejor es asumir que cada uno ha de tomar su camino, da igual cual sea lo importante es que a cada cual le reporte su felicidad.

Si que se considera necesario para cambiar de etapa evolutiva haber caminado previamente hacia nuestro interior y ser consciente de nuestra cara oculta, si ésa que está amparada en nuestra sombra, dificilmente podremos avanzar hacia una madurez sana con nuestra pareja si no somos primero capaces de encontrar nuestros defectos. El único modo de poder ser comprensivo y aceptar en plenitud al otro para seguir avanzando juntos, es cuando en primer lugar somos comprensivos con nuestros defectos. El único modo de avanzar en la vida es aceptarse a sí mismo para así poder aceptar a los demás.

Quizá habría que ver esta etapa como aquella en la cual hay que asumir lo vivido, disfrutado y elegido el tiempo pasado y estar preparado para afrontar nuevos retos. Según ilustraba Jung, la primera etapa de la vida consiste en desarrollar las preferencias individuales que le resulten más naturales y predominantes en cada persona, en cambio la segunda parte vital el reto consiste en acercarse a aquellas características menos predominantes en nosotros para terminar nuestra etapa vital con pleno conocimiento de uno mismo. Si nos estancamos y anquilosamos en sólo conocer nuestra parte positiva o preferencias naturales, nos quedaremos sin conocer aquellas características que nos permiten crecer, las que desconocemos de nosotros.

Quizá el espejismo mayor es no asumir que se ha llegado a esta etapa vital, y negalarla, obviarla, o ir en su contra, cuando lo mejor es dejarse llevar como el viento cuando mece las hojas de los árboles que llegan finalmente a acumularse al final del camino, o incluso como cuando lleva hogares por los aires.

un abrazo. MariCruz

































Como dicen los ancianos, procura no pasar de verde a podrido sin madurar jamás, el deleite está en el proceso de maduración.



Continue Reading...

lunes, 1 de octubre de 2012

Pétalo 260 :D ¿Cómo nos movemos?

Estuve leyendo estos días una série de artículos acerca de los cambios que nos han propiciado el conocer que la Tierra no era plana, que no sólo gira sobre si misma sino que a su vez gira alrededor del Sol; cuando me dí cuenta que si quizá fuéramos mucho más observadores en nuestro modo de estar en la vida nos hubiéramos podido dar cuenta de las sincronicidades que se dan entre la astrología y las personas, y que los movimientos de rotación y traslación nos sirven para evolucionar sin apenas darnos cuenta.


Lo cierto es que la dualidad existe en muchas partes, aunque es mucho más factible apreciarla en un cuerpo esférico, dado que si miramos simplemente desde un lado podemos verlo totalmente iluminado en cambio desde el opuesto lo veríamos en penumbra.

Los planetas en función desde donde reciban la luz del Sol pueden tener partes en la sombra en cambio otras visibles a simple vista, al igual que las personas que somos capaces de movernos casi sin apenas percibirlo de nuestras luces a nuestra parte sombría, ese leve movimiento de rotación del que no somos plenamente conscientes nos hace pasar a ver una zona oscura con total claridad. Esta evolución hacia nuestro interior por un leve movimiento de rotación hace que poco a poco cambiemos sin darnos cuenta, dado que todo y todos cambiamos nada permanece inmutable.

A su vez siguiendo el mismo paralelismo no sólo ese leve movimiento sobre nuestro eje nos permite seguir conociéndonos, sino que el movimiento que se da girando en torno a otro gran astro permite que cada planeta ocupe un espacio determinado y por ende un espacio en un sistema, y que cuando cambia la posición de uno de ellos el resto se verán afectados.

Todos formamos parte de grupos familiares, sociales, culturales, y profesionales y en cada uno de ellos ocupamos un espacio de ahí que aunque no seamos conscientes formamos parte de nuestro constante cambio, dado que si nos movemos de nuestra luz a sombra sin apenas darnos cuenta, si a la par nos movemos dentro de diferentes sistemas interelacionados quizá a veces no será tanto cuestión de provocar premeditadamente el cambio, sino asumir que se da irremediablemente.

Ahora que comienza un otoño más, o quizá para tí el definitivo dado que abrirá la mejor etapa de tu vida. aprovecha el leve movimiento de rotación para asumir y aceptar tus penumbras dado que en breve serán tus virtudes que habrán aflorado gracias a la luz de un gran astro que te alumbra para ayudarte en el camino, y todo ello te permitirá formar parte de grupos de personas que se mueven formando nuevos sistemas integrados. A lo mejor es momento de atar los cabos sueltos, proseguir el camino esperando ser mecido por las olas y no propiciando la llegada a toda costa.

Feliz otoño. MariCruz

Continue Reading...

jueves, 9 de agosto de 2012

Pétalo 259 :D Great Places to...


En alguna que otra ocasión me he preguntado como consultora de recursos humanos bajo qué criterios se elaboran los listados que premian los mejores lugares para trabajar tanto en España como fuera, los llamados, “Great Place to Work”, quizá todo proviene de los resultados de las maravillosas y modernas encuestas de clima laboral que recientemente importadas de los supuestos países evolucionados se aplican a los trabajadores de multinacionales y cada vez más a todo tipo de trabajadores.  

A modo de reflexión, por lo que a mí respecta en mis asesorías me dejo llevar no por el ranking en el escalafón que ostente la citada empresa, lo sé, soy un poco peculiar no hay más que ver el colorido del blog, sino más bien me dejo llevar por haber sido antes aprendiz que consultora, que es dónde verdaderamente se aprende remando en las galeras.

Quiero decir que todos  en alguna que otra ocasión nos hemos pasado unos días antes sin previo aviso por la empresa cliente y hemos comenzado a charlar amigablemente con todos y cada uno de los trabajadores, proveedores y clientes como si de una nueva incorporación más se tratara, recuerdo un caso bastante divertido en el que fui como la nueva encargada de la limpieza, lo cierto es que fue bastante curioso cuando el Dr. de RRHH me vio presentar el proyecto, no comprendía mi repentino cambio de look, un lince vamos, así vamos. 

Pues bien, cualquier parecido en lo relatado por los empleados libremente con lo que aparece como resultado en la famosa encuesta de clima que tiene el CEO en su despacho es mera coincidencia. Claro cuando estos detalles se leen plasmados en el informe no cabe más remedio que luchar contra la gran muralla china de la incomprensión, dado que lo que parece que de verdad importa es aparecer bien posicionado en los listados de los 40 principales de su sector, que lástima cada vez nos parecemos más a los adolescentes que se dejan llevar por estas modas y que son tan susceptibles de manipulación, cuando lo que verdaderamente hace y conforma a la empresa son los aportes de las personas y por supuesto lo que opinan de su empresa. Es más, quien te haga llorar quizá es aquel que más te quiere y ello te hará crecer; así que más valdría que se escuchara lo que verdaderamente dicen los empleados aunque nos haga derramar alguna lagrimita que otra en el proceso.  

Me gustaría destacar sobre todo a aquellos que se vanaglorian de aparecer año tras año en ellas, que si bien es sabido que en esas famosas encuestas aparte de solicitar datos personales, o bien detectar la dirección de IP del pc, en muchos casos precisan para rellenarse cualquier otro dato identificativo del empleado, y en otras mucho más sutiles simplemente por lo excesivamente segmentadas que se plantean se sabe a ciencia cierta qué persona la realiza, resumen no sirven absolutamente para nada en la mayoría de los casos dado que se plantean viciadas desde un comienzo, a no ser que sean anónimas y sin segmentación alguna, que no es la mayoría de los casos desgraciadamente. 

Por lo tanto, ¿Para qué sirven? Aparte de para hacer perder el tiempo al empleado, que la empresa de servicios que la realiza facture, y por supuesto aparecer en los 40 principales del sector, para poco más.

Convendría que madurásemos todos un poco, y no nos dejáramos llevar por la moda de los 3 primeros de la lista del verano como hacen los adolescentes;  y simplemente mirásemos a los ojos de los empleados, escucháramos verdaderamente su sonrisa telefónica y por supuestos los tomáramos en cuenta como personas, tomando en cuenta tan simples variables tendríamos la mitad de la encuesta conseguida, saber si la implicación del empleado está ganada.

Curiosamente estas empresas suelen figurar como las que forman mejor a sus trabajadores, desarrollan su talento, concilian y suelen ser muy flexibles; aunque claro debe ser que no conocen las distinciones del coaching que estipula que existe una gran diferencia y clara entre lo que es “figurar” y “ser”.

No es lo mismo formar a distancia sin la aplicación informática que se va a usar en el día a día, por supuesto con diapositivas desfasadas; que dedicar tiempo a que un experto en el área forme a los nuevos compañeros con la aplicación que se usará, ya se sabe,“Time is Money”. 

Sirva esta pedante reflexión para poner mi granito de arena y que todos los que participan y colaboran en las empresas galardonas año tras año, hagan aprovechando el verano una revisión de sus procesos y métodos. Quizá el dejar de ser automáticos y volver a ser eficientes atendiendo con trato personalizado elevaría 

Quizá la pregunta no es querer saber qué opina un cliente o un empleado, quizá la pregunta sería, si verdaderamente te importa lo que siente u opina, o simplemente son cifras y cuantos más de su gremio saquen el 999 (valoración específica del sector tele marketing) mejor para el ranking y mucho antes se conseguirá estar entre los 40 principales. 

Por favor ahora responda a la siguiente encuesta de satisfacción, pulse de 0 a 9 su valoración del post, no cuelgue por favor, ahora pulse de 0 a 9 su valoración de acerca de la autora, y finalmente pulse de 0 a 9 el grado de satisfacción con nuestro servicio. Gracias por confiar en nuestro servicio. 

#000

Feliz verano a tod@s. MariCruz



Continue Reading...
 

Cruz Coaching Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template