sábado, 16 de enero de 2010

Pétalo 191 :) ¿Vas cargado o vacío?

Había una vez en un puerto del mar de China numerosos barcos a punto de zarpar; todos cargados hasta los topes de joyas, de sedas y de otras mercancías valiosas que habían sido obtenidas de los saquéos que se producían en las numerosas islas de coral.

Los mercaderes que los habían fletado se alegraban de llevarse todos estos tesoros a su país natal.

Poco antes de su partida, se les anunció que se preparaba una tempestad en alta mar y que sus barcos, cargados en exceso, no podrían resistirla.

Pero los mercaderes, haciendo caso omiso de esta advertencia, decidieron partir sin más tardanza en compañía de sus tripulaciones. 

Sólo uno de ellos descargó su barco y se hizo al mar vacío.

Más tarde, cuando se desencadenó la tempestad con una violencia extrema, lo que vulgarmente dícen llamarse la tormenta perfecta, los barcos demasiado cargados se hundieron.

Únicamente el barco vacío permaneció a flote y pudo recuperar a todos los náufragos de su tripulación a bordo. 

Esta historia pertenece a la vida china de Buda.

Muchos de nosotr@s en nuestros días que nos debatimos con innumerables problemas cotidianos y materiales se nos podría comparar con estos barcos demasiado cargados de lo supérfluo en nuestras vidas. 

Si eres un barco demasiado cargado de bienes materiales como ellos tendrás problemas para mantenerte en equilibrio cuando se avecina la tormenta. 

Si trabajas sobre tí mismo y haces el vacío en tí, puedes recuperar todo lo que desées, ya que si estás vacío de lo innecesario, todo lo valioso cabrá en tí. 

Si no, cuando se desencadene la tormenta perfecta,  cuando los problemas te abrumen, no podrás hacerles frente y sólo te quedará lo material que hará que naufragues. 

Uno tiene que descargar su cargamento para poder quedarse a bordo con la tripulación.

No se puede repescar a los demás con un barco lleno de bienes saqueados en el mar de China. 

Un abrazo. Mari Cruz 


6 Comentarios:

Fernando López Fernández on 16/1/10 23:25 dijo...

Hola Mari Cruz:

Buena historia. Siempre hay que quitar lastre en esa aventura que se llama la vida: Si lo acumulamos, como los problemas nos hundiremos siempre. Es una cuestión de lógica.
Buend domingo

Mari Cruz on 17/1/10 13:04 dijo...

Gracias Fernando por pasarte, es cierto si no dejámos espacio para nuevas experiencias y seguimos cargados de pesos pasados no podremos avanzar en plenitud.

un abrazo y feliz domingo :)

Diego Martos on 17/1/10 18:43 dijo...

Querida Mari Cruz, es chula la historia para entender que en efecto hemos de ir descargados de bienes y efectos que nos lastran más que nada en nuestra mente.

En todo caso hemos de ir cargados de fuerza, corazje, ganas y mucha pero que mucha humildad para atravesar todas las dificultades que se nos interpongan (están para desafiar nuestra fuerza)

Suerte, salud y a la mar!

Mari Cruz on 18/1/10 13:16 dijo...

Dícen que son historias para niños o personas inteligentes, será por eso que a algunos adultos les parecen chorradas.
Gracias Diego, bueno salud de momento vamos bien, suerte, no creas, no del todo indispensable ya que depende de cómo afrontemos las tormentas así la tendremos de nuestro lado y a la mar que me encanta.

Un abrazo y hasta pronto :)

Ana Arjona dijo...

Es cierto que hay que aprender a valorar las cosas en su justa medida pero a veces hay lastres que son muy difíciles de tirar por la borda. Supongo que hay que hacer el intento y poco a poco eliminar esas "cargas" innecesarias que no aportan nada. Estoy convencida que la vida es avanzar, mirar hacia delante y no lamentarse de lo pasado sino aprender de ello, siendo el día a día el que hay que disfrutar para no perderse nada interesante que pueda suceder.

A mi me gustaría estar más cerca del mar, me sirve de bálsamo para el alma.

Que seais muy felices, aunque sea a ratitos!
Besote

Mari Cruz on 19/1/10 23:35 dijo...

Me ha venido genial tu comentario Ana para reflexionar acerca de los lastres que son difíciles de tirar por la borda.

Claro teniendo en cuenta que estábamos en un barco, pensé como se tíra por la borda de un barco un saco de 100 kilos de piedras?

Creo que me vino la inspiración por un instante, pues paso a paso corto y firme como todo en la vida, como dícen en oriente, o poco a poco, qué tal si lo arrimamos a babor lo abrimos y dejamos que las piedras vayan cayendo por su propio peso, sin mucho esfuerzo por nuestra parte, en un tiempo, el necesario quedará vacío.

A veces no abordamos ciertos cambios porque pensamos que son difíciles porque los vemos en su magnitud, cuando lo dificil es tomar la decisión, el realizarlo es sencillo, poco a poco como cuando se vacía un saco de piedras, lanzarlo por la borda sería ardua tarea y no sería conveniente que os lesionéis la espalda a comienzos de año, mejor dejarlas caer poco a poco ;)

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi blog. Agradeceré repartas los Pétalos entre tus amig@s. Y me gustaría recibir vuestras opiniones, sugerencias y comentarios para generar otros muchos puntos de vista del interés de tod@s.

Temporalmente no me es posible responder vuestros comentarios, mis disculpas.

¡Que difrutes de un buen día!
Un abrazo :) Mari Cruz

 

Cruz Coaching Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template